Aborto: Debate 15 de marzo.

El Círculo de Investigaciones Filosóficas invita a su segundo debate del ciclo “Filosofía para problemas contemporáneos”. En esta ocasión se tratará el tema “El aborto”. La cita es el sábado 15 de marzo en la Cafetería El Cairo ubicada en la calle Cortés de Monroy 2309-C, casi esquina con División del Norte, a las 18:00 horas. Contaremos con la presencia de especialistas en la materia: los catedráticos Enrique Pallares Ronquillo de la Facultad de Filosofía y Letras y la lic. Rosa María Aranda de la Facultad de Derecho, ambos de la Universidad Autónoma de Chihuahua; el médico Carlos R. Cervantes Sánches y el padre Homero González Aguirre, sacerdote jesuita, teólogo por la Universidad Pontificia de México. Cada panelista dará su punto de vista y se contrapondrán las ideas y argumentos para generar una mayor dinámica y ofrecer al público una amplia gama de juicios y al final se abrirá un espacio de preguntas y respuestas. La problemática fue elegida por la importancia que representa y las constantes discusiones suscitadas, sobremanera la falta de acuerdos sobre su legalización. Hace unos meses se aprobó una la ley de esta índole en el Distrito Federal, causando gran polémica, por lo cual la televisión, radio y prensa se abocaron a mostrar las diferentes posturas de apoyo o repudio. Esta situación no puede ser ignorada por la sociedad chihuahuense y debe comenzar su análisis. El tema del aborto, ha estado inmerso en un profundo debate debido a la multiplicidad de ópticas desde las cuales puede analizarse (médicas, filosóficas, éticas, religiosas, jurídicas, sociales y políticas). La polémica del aborto ha tomado dos caminos muy distantes: uno que aspira a la despenalización de la interrupción consciente y voluntaria del embarazo y el otro que pretende conservar su penalización. Grupos sociales exclaman que el aborto es un problema de salud pública el cual debería ser planteado de manera urgente. En cuanto al aspecto moral y religioso, estos grupos se manifiestan a favor de un respeto absoluto por la vida del embrión o feto e incluso respaldan los derechos que tiene un ser vivo antes de nacer. Cabe mencionar que con la despenalización del aborto voluntario, se pretende evitar la clandestinidad de este hecho. Este último tiene graves consecuencias: daños irreversibles físicos, psicológicos y morales, además de la muerte de las mujeres que se someten a la práctica del aborto en condiciones de peligrosa insalubridad. Lo que se discute en el debate es si el aborto es bueno o malo moralmente hablando, si debe o no sancionarse penalmente o si es censurable desde el punto de vista religioso, podríamos decir que despenalizarlo no implica justificarlo moralmente. Pero grupos fuertes opinan que al penalizarlo, se quebrantan derechos fundamentales de la mujer: su libertad, privacidad, autonomía e igualdad de oportunidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *