Sombras.

Por: Laura Martínez Domínguez

Sombras, veo sombras. Me pregunto si no habitare una caverna o lo que es peor, en la vivienda subterránea provista de una larga entrada, abierta a la luz, de la que habla Platón. ¿Será acaso que he estado ahí desde siempre? ¿Me habrán inmovilizado, atada de piernas y cuello? ¿Será el motivo de que sólo logre ver hacia adelante?
Detrás de mi deambulan seres con objetos, no logro distinguir con exactitud que son, los veo desfilar detrás de mi. Quisiera voltear, mis ataduras me lo impiden, me obligan a permanecer en el sitio que no elegí, en el que desperté una mañana, después de un sueño sin conciencia; empiezo a gritar, el eco hace que mi voz retumbe ¿o es ese el sonido de mi voz? ¿Por qué nadie me habrá dicho que mi voz se pierde en el interior de la caverna?
Quiero que me obliguen a mirar el sol, dejar de creer que las sombras son la única realidad posible, respirar lejos del eco de mi voz, correr por los andares elegidos, enrarecer el aire hasta que las sombras dejen de desfilar enfrente de mi.
Sigo atrapada, nadie escucha mis súplicas, mis ojos aun son victimas de las sombras y no de la luz del sol, aun creo que la realidad es solo aquello que mis ojos perciben, sin tener mas punto de comparación que la memoria ancestral que me acompaña, la de las ataduras, la de esos seres a los que no puedo ver, o tocar.
Vivo en una caverna, en la alegoría de la caverna que me atrapa entre las sombras de una realidad que es fantasía, en las páginas de un libro, entre seres que piensan lo mismo que yo, al perder la conciencia, al no poder discernir entre lo que ven y lo que podrían ver.
Alguien me ató de manos y pies. Quizá yo misma. Quizá un día como cualquier otro decidí dejar de ver la luz del sol, y me dediqué a ver las sombras que desfilaban a mí alrededor. Quizá.
Este sábado el tradicional Filocafé su suspende, debido a que la Cafetería El Cairo se encuentra en remodelación. Pero los esperamos el 8 de Agosto en la nueva Cafetería El Cairo. Cualquier duda o aclaración comuníquense con nosotros al tel: 2590789.

Las Crisis Existenciales

Por: Laura Martínez Domínguez
Cierras los ojos, sabes que allá afuera el sol brilla como sino tuviera nada mejor que hacer que quemar a los habitantes de esta cuidad; sin embargo no quieres sentirlo, no quieres verlo… ¿Cuál es la necesidad de ver al sol todos los días? ¿Qué más da si mañana se cansa de brillar y sume al mundo en completa obscuridad?
Tu eres quien esta cansado, quien se pierde al caminar, quien llora sin ninguna razón aparente. Has dejado de moverte, duele menos, aprendiste que en la quietud el dolor se adormece, los demonios no aparecen y no es necesario encerrarlos entre las páginas de un diario.
Hurgas en tu memoria tratando de encontrarle sentido a la existencia, saltas de un recuerdo a otro y lo único que consigues es preguntarte una y otra vez el porque de esta vida que se empeña en ser tuya; sin embargo, te aferras a ella, eres incapaz de dejarla como quien se deshace de una cosa inservible.
Siempre tienes la opción de jalar el gatillo, de fugarte y no dejar huella alguna, de pender de la cuerda que te hace la oferta mas tentadora que has tenido en tu vida; la de dejar este sinsentido que es el denominador de tu vida… ¿Cuándo empezó a ser así? ¿En que momento la rutina te atrapó y todo se volvió absurdo?
Amordazado, atado, silenciado por ti mismo, o quizá por la mejor tragedia que se ha escrito en la historia, el punto es que estas vivo, aun puedes darte el lujo de abrir los ojos cada mañana, aun puedes ver al sol y sentir como inclementemente quema ti piel.
Sin embargo, tú decides.

Las crisis existenciales, son el tema a tratar en el Filocafé este sábado 25 de Julio de 2009 a las 6:00pm en la “Cafetería el Cairo” (Cortés de Monroy 2309), por lo que si te interesa todo aquello de las crisis existenciales, la logoterapia o cualquier cosa que tenga que ver con la psique. Acompáñanos, discute, aprende y dialoga.

Por Laura Martínez Domínguez

Hola a todos:

Adivinemos Supersticiosamente por el vuelo, canto o movimiento de las aves. O démonos cuenta de que ya emigraron a tierras mejores.
Invitemos a los augures para que vaticinen si es el momento propicio, imaginando a la antigua Roma, las togas, las sandalias de cuero, los jurisconsultos y a los pretores peregrinos. O veamos el calendario con la nostalgia de quien sabe que hay épocas que nunca volverán.
Iniciemos algo nuevo, abramos solemnemente un establecimiento que, es el oficial del Círculo de Investigaciones Filosóficas y Jurídicas.
Pero no podríamos hacerlo sin todos ustedes; los asistentes al Café Filosófico, los amigos de toda la vida, los que de una u otra manera siempre están ahí aunque su presencia sea ausencia en ocasiones, no podríamos.
Por lo que los invitamos a la apertura de la oficina del Círculo de Investigaciones Filosóficas y Jurídicas, este sábado 18 de Julio a las 6:00pm en la Calle Segunda # 606 Interior 201 Colonia Centro.
Esperamos contar con su asistencia.

La Cultura

Por Laura Martínez Domínguez.

Hola a todos:
Dicen que la Cultura es una abstracción, una construcción teórica a partir del comportamiento de los individuos de un grupo, otros mas afirman que es definida como el conocimiento adquirido que las personas utilizan para interpretar y generar comportamientos.
También existe quien dice que la Cultura es todo lo que una persona necesita saber para actuar adecuadamente dentro de un grupo social.
Pero aquí la pregunta empieza a rondar ¿aprendemos la cultura o la tenemos genéticamente determinada? ¿Qué tanto las personas aprenden o simplemente tienen códigos ya definidos en su ADN?
Todos hablamos de cultura, de la diversidad que existe entre los seres de diferentes países gracias a la cultura, la que cambia en cuanto cruzas una línea fronteriza, o te percatas de la evolución en el paso del tiempo, cuando las cosas y las personas eran percibidas de diferente manera gracias a que la cultura es tan elástica que no requiere mas que la adaptabilidad de los individuos para seguir subsistiendo.
He aquí la idea de la cultura, de esa abstracción que nos obliga a comer con cubiertos, a sentarnos adecuadamente, a caminar de un lado u otro de la acera, quizá por una mala interpretación de la misma.
El punto es que la cita es éste sábado al ya tradicional Filocafé en la Cafetería El Cairo (Cortes de Monroy 2309) para que todas aquellas dudas, malinterpretaciones o simplemente opiniones de lo que es Cultura sean dialogadas, discutidas y porque no, aprendidas. Así que te esperamos.

Utopías y Realidades de la Vida Cotidiana

Ángel Ortíz Tovar
“Votar o no votar: Ésa es la pregunta”El 5 de julio del año en curso habrá elecciones en México para elegir “democráticamente” a los diputados federales. Según el diccionario Encarta Democracia significa: doctrina política favorable a la intervención del pueblo en el gobierno. || Predominio del pueblo en el gobierno político de un Estado.En México los ciudadanos no tenemos intervención alguna en el gobierno; los gobernantes hacen lo que quieren, no lo que pueden y deben hacer.En México los ciudadanos no tenemos predominio alguno en el gobierno; los gobernantes un poco; el predominio real lo tienen los grandes empresarios, tanto los extranjeros como los nacionales. Los gobernantes circunscriben su acción a enarbolar los intereses de los grandes empresarios.Lo que si tienen todos los gobernantes son salarios y prestaciones estratosféricas. Por ejemplo, un diputado gana, aproximadamente, 100 salarios mínimos diarios; algo así como 5 mil pesos diarios: una verdadera bofetada a los pobres que tanto abundan por nuestras tierras; y ¿cómo entienden su trabajo casi todos los diputados de casi todos los partidos políticos?: Como la acción de engañar al pueblo y de servir a los grandes empresarios y, por supuesto, también servirse a sí mismos con la cuchara grande. Entonces, ¿para qué sirve votar? Ésa es la pregunta.