La Filosofía Como Terapia.

Por: Laura Martínez Domínguez

Toma asiento, el diván espera que te recuestes sobre él y que empieces a hablar…relájate, sé que estás en una cárcel, sé que los barrotes te esperan.

 

 

Pero estoy aquí para saber la razón de tu encierro, de la comisión del último delito, cuéntame cómo te sientes; cómo te ahogan los barrotes; cómo te queman las entrañas, los maltratos; como la marginación y el olvido te hacen preguntarte una y otra vez si valió la pena; si los delitos son tan divertidos como lo creías.

 

Quiero ver como las lágrimas ruedan por tu cara al recordar la vida, la familia, la felicidad que tenias lejos de estas paredes, lejos de este horror, de este sinsentido que ahora es tu existencia.

 

Habla conmigo, estoy aquí para ayudarte, para tratar de sanarte, para que los años que pases aquí dentro no sean tan malos: no hayan sido en vano. Para que sepas que los errores se cometen en un momento, pero llevarás la consigna el resto de tu vida.

 

Sin embargo tienes otra oportunidad, puedes aprender a vivir, a distinguir entre el bien y el mal, entre lo éticamente correcto y lo éticamente reprobable. Puedes salir de aquí con la convicción de ser una mejor persona: para eso estoy aquí, para llevarte de la mano hacia la sanción, hacia el mejor camino posible…

 

Pero recuéstate y cuéntame todo sin omitir detalle…

 

BIBLIOGRAFÍA:

A favor

 

En contra:

El Filósofo de Güemez

Por: Laura Martínez Domínguez

Personaje singular es el Filósofo de Güemez, desconocido para muchos, admirado por otros tantos.
Se describe a si mismo como un campesino en busca de respuestas comprensivas a las preguntas eternas, es quien ser reinventa día a día, buscando en cada amanecer los misterios de la vida para luego ser entendido; la pregunta es ¿es eso posible?.
Es aquel que disfruta de los pequeños placeres de la vida, creando, modelando, sirviendo; llenando así su corazón de tranquilidad, porque ¿Quién no ha gozado de los primeros rayos de sol? ¿O los ocasos que desembocan en noches estrelladas?
Viejo pasado de moda que trata de reírse de la vida antes que la vida se ría de él…
Es decir, es un personaje que de cierta manera representa a la filosofía popular la que se dio cuenta que tenia que ser un saber socialmente útil y que, por ello debía de cultivarse de forma que sus contenidos no solo estuviesen al alcance de todos sino que fueran de incumbencia publica.
Así con esta breve introducción los invitamos al Café filosófico que se llevara a cabo este Sábado 21 de Noviembre de 2009 en el Cairo Café ubicado en División del Norte #504-c; trayendo consigo todo aquello que conozcan o no de la filosofía popular y sobre todo del filosofo de Gúemez. Los esperamos.