FELIZ NAVIDAD

Hola a todas y a todos,

Esta entrada será sólo para desearles una muy feliz navidad y un próspero año nuevo.

Por motivo de estas fiestas les avisamos que el FiloCafé no sesionará este sábado 26 de diciembre, pero nos vemos de vuelta el año que entra, para el primer FiloCafé 2010, el sábado 2 de enero.

Por lo pronto les dejamos esta hermosa canción de la época del Renacimiento.

Posada Filosófico-Literaria

Hola a todas y a todos,

En vista de que se acerca la época navideña, el Círculo y cada una de las personas que lo integramos preparamos para este próximo sábado una sesión especial. Será una Posada Filosófico-Literaria.
La mecánica será la siguiente: cada persona asistente deberá llevar alguna  de las historias navideñas que suelen contarse en esta temporada. Pueden recurrir desde el clásico “Cuento de navidad” de Charles Dickens o “La niña de los fósforos” de Hans Christian Andersen.
Compartimos con ustedes las versiones Disney de cada uno de estos clásicos:
  • La famosa versión con Rico McPato como Ebenezer Scroodge, “Una navidad con Mickey” (1983).

  • El cortometraje “The Little Match Girl” (2006).

Además dejamos para su lectura, escucha y reflexión la famosa canción de John Lennon “Merry Christmas, war is over”.
Espero que lo disfruten.
Los esperamos el sábado 19 de diciembre, a partir de las 18:00 hrs, Cairo Café (División del Norte 504-c).
(Feliz navidad Yoko

Feliz navidad Julian)

Ya es navidad,
y ¿qué has hecho?
Otro año se acaba
y uno nuevo va a empezar.
Y ya es navidad,
espero que te diviertas,
el que está cerca y el querido,
el viejo y el joven.

(Coro)

y unas muy muy felices navidades
y un feliz año nuevo,
dar esperanza es bueno,
sin ningún miedo.

Y ya es navidad,
para los débiles y los fuertes,
para los ricos y los pobres,
es mundo está tan mal repartido.

Y unas felices navidades,
al negro y al blanco,
al amarillo y a los rojos,
que se paren todas las luchas.

(Coro)
la guerra ha terminado,
si tú lo quieres
la guerra ha terminado…

Las Ideas Innatas, II


Laura Martínez Domínguez

Ideas: Descartes y Locke las observan, las ven arrastrándose por entre las hendiduras de lo que pudo haber sido una estructura. Tratan de averiguar de donde vienen. El hecho de que salgan de la nada les parece un tanto cuanto absurdo.

A Descartes, sin embargo, no le parece tan descabellado porque se niega a creer que la mente humana sea un receptáculo vacío. Debe de poseer naturalmente un número determinado de ideas innatas. Locke lo mira con escepticismo, la mente humana no puede tener ideas predeterminadas, sino que las va adquiriendo con la experiencia, antes de ella se encuentra tan vacía como una hoja en blanco.

Descartes trata de entenderlo, trata de imaginar esa hoja en blanco y la columna vertebral del conocimiento se desmorona ante sus ojos. Locke le responde que no hay conocimiento, las ideas innatas no existen ni el plano teorético, ni en el práctico, ni en el moral, todo se trasmite a través de los sentidos.

La idea de los pilares de los saberes vuelve a tambalear ante los ojos de Descartes, por lo que Locke sonriendo le dice que busque en la fuente del conocimiento, es decir, que sienta.

Descartes no queda convencido, siempre persiste la duda. Locke se ha sumergido en su particular empirismo que siempre desemboca en alguna reflexión: en tanto que las ideas han decido desaparecer…

Recuerden la cita es esta sábado 12 de diciembre a las 18:00 hrs en el Cairo Café (División del Norte 504-c), o vía Skype usuario CIFyJonline o cifjac.

Masculinidad

Por: Laura Martínez Domínguez

Un hombre piensa en si mismo. La sociedad en la que vive valida su forma de ser. Aplaude cada una de sus conductas o justifica las que no son del todo aceptables, con el estandarte de que no importa, al fin y al cabo todos lo hacen, por lo tanto no existe inconveniente alguno.

Se detiene, lleva su portafolio en la mano, está apunto de abordar su auto, el último capricho cumplido, el esfuerzo de horas de trabajo, de competencias irracionales con sus colegas. Debe ir a trabajar, debe ser el proveedor de la familia que ha construido, no importa si su esposa sale a la misma hora que él, con portafolio en mano y niños en el asiento trasero rumbo a la escuela, él es el proveedor, el que tiene la última palabra, el que toma las decisiones importantes.

Sabe que es un ser importante, se lo decían de pequeño, tenía preferencia de entre sus hermanas, le servían, lo cuidaban, al igual que su padre era al que obedecían, el que lograría cuanto se propusiera, el era, y sigue siendo, el ser fuerte, activo, racional, emocionalmente controlado. Aun sigue considerando que en el mundo hay do tipos de personas las que sirven y las que son servidas; él pertenece a estos últimos.

Tiene que dejar de pensar en si mismo, el reloj lo apresura, le espera un largo día laboral, es él quien tiene que poner en orden la vida de la familia, después de todo es el único capaz de pensar lógicamente, importa muy poco que sea su esposa quien además de administrar una casa, también tenga un puesto importante en su trabajo.

Sube a su auto, conduce hasta su trabajo y desciende de él con la satisfacción de no ser mujer…