El miedo

Por: Laura Martínez Domínguez

La mujer ha decidido no salir de su casa, siente que el diván anaranjado es el refugio perfecto para estar a salvo. El miedo irracional la mantiene sujeta a una voluntad que le es totalmente ajena.
Busca una respuesta, el libro rosado se la niega, por lo que el pánico la empieza a invadir. Aparece el gato y trae a Marie Curie colgando de una oreja, por lo que le dice dejamos de temer aquello que se ha aprendido a entender, la mujer la libera de la oreja del gato mientras piensa que ese es el problema con el miedo, tiende a ser irracional, no logras entenderlo y sin embargo, lo sientes.
La araña despierta, salta al número 8, se enreda en el infinito y escucha como una voz que podría venir de cualquier lugar dice quedamente El miedo es una emoción caracterizada por un intenso sentimiento habitualmente desagradable, provocado por la percepción de un peligro, real o supuesto, presente o futuro. Ella no tiene miedo, el encierro del reloj la salva de cualquier cosa, la mujer adivina las cavilaciones de la araña y sopesa las posibilidades de hacer lo mismo.
El gato en cambio, sale en busca de un desayuno, la filosofía escasea en la casa, lo más cercano es una caja con Miguel de Unamuno en una de sus carátulas diciendo Lo único que cura el miedo es el peligro auténtico. La reflexión aumenta el miedo. Los hombres que no piensan en la muerte no la temen. Pensar y no actuar es manantial de miedo. Ésta es la causa del miedo de los intelectuales. El gato se queda con un ligero sabor a literatura entre la lengua y el paladar.
Por lo que empieza a jugar con Manuel Belgrano y con su idea de que el miedo solo sirve para perderlo todo, por lo que el gato pierde el interés, además de que el televisor se ha encendido solo de nuevo, es una nueva costumbre de ese aparato, prenderse solo, sin que medien las ganas de nadie de ponerle atención, y anuncia que atraparon a los extorsionadores de las tiendas de abarrotes, al asesino de una menor, al narcotraficante; desgraciadamente el diván estaba acomodado justo enfrente de él, por lo que la mujer es testigo de lo que sucede en una ciudad que se ha vuelto tan hostil que es imposible pasear por ella, Tito Livio aparece y le dice que el miedo siempre está dispuesto a ver las cosas peor de lo que son.
La mujer huye de él y del televisor, escucha al gato tratando de asustar a Michel de Montaigne, dado que tiene una idea del miedo tan redundante que termina por ser algo así como que no hay cosa de la que tenga tanto miedo como del miedo. El gato se pregunta como es que logró entrar a la casa y sobre todo instalarse en el diván.
El reloj, marcando el minuto que debió haber pasado hace dos horas exactamente encuentra a Howard Philips Lovecraft, leyendo en voz alta que la emoción más antigua y más intensa de la humanidad es el miedo, y el más antiguo y más intenso de los miedos es el miedo a lo desconocido, la mujer también lo encuentra y lo ignora igual que a Marie Curie, de nada le sirve saber que le teme a lo desconocido sino sabe exactamente que es eso que la tiene paralizada, incapaz de abandonar el diván anaranjado.
De pronto y justo cuando el reloj recuerda marcar el siguiente minuto aparece César Fernández García diciendo Algunos tienen miedo a los demás, mientras que otros se temen a sí mismos. Unos a la muerte y otros a la vida; unos a la oscuridad y otros a la luz; unos a la mentira y otros a la verdad; ¿tu a que le tienes miedo? La pregunta toma a la mujer desprevenida, no sabe que contestar, quisiera salir huyendo o por lo menos a pasear un momento para aclarar ideas, pero recuerda que le es imposible salir a la calle. Se refugia en un libro.
Suena el teléfono Edmund Burke le dice que el miedo es el más ignorante, el más injurioso y el más cruel de los consejeros, la mujer observa a la araña, sabe que si bien está a salvo, también está atrapada, sin salida, sin libertad, sin movimiento. Busca al gato, le rasca la panza y mira que el reloj esta marcando la hora correcta, por lo que recuerda que en cinco minutos más llegará el personaje salido de sus sueños.

Este Sábado 04 de Septiembre de 2010 tienes una cita en el Cairo Café ubicado en División de Norte # 504-c a las 6:00 pm para hablar del miedo y pasar una tarde de FiloCafé.

2 thoughts on “El miedo

  1. Miguel Angel says:

    Irracional? si.
    Inexplicable? en realidad no.
    Desde el punto de vista genético el miedo sucede cuando crece la probabilidad de la muerte del individuo y por tanto, peligra la supervivencia de la especie…

    Será esta noción similar en lo filosófico?
    Es decir, cuando la muerte de la certeza (de la verdad) nos conduce al ocaso del pensamiento y de la razón?

  2. El miedo: Perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario.

    "…ese cuatro de mayo se propuso desarrollar, con absoluta seriedad, la única actividad para la cual se sabía – como siempre- inusitada y bestialmente genial: provocarse miedo.
    Alemán, G. (2007) La domadora de Miedos. México: Ediciones Castillo S.A. de C.V.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *