Casualidad

POR CASUALIDAD. . .

Por: Zully Zambrano
Nos conocimos, casi sin planearlo. Buscaba a una mujer, no un cataclismo. Buscaba una dama dócil, sumisa virgen que me besara los labios y no las ideas. Nunca creí encontrarme con una mujer, una fiera de amor, una fiera de ideas.

Menos creí enamorarme de ti; de tus pensamientos, de tu cuerpo, de tus ojos, de ti. Tan fuerte y efímera, que vendría a romper con todo lo que en una mujer buscaba. Que se elegancia reside en su curvatura, cuando monta y grita. Su feminismo esta colgándole de los cabellos que naturalmente caen sin conocer la peineta. Que su mejor prenda son las piernas, desnudas y volátiles, rosando el suelo, besando las sabanas.
Sangre y mármol son los colores donde reposa esta mujer, ha sido mía, pero sentirse atada no es su estado favorito, se dice viuda, para coquetear con toda la libertad de este estado que le sienta bien.
Mujer que amé; adorada como una figura de devoción. Ahora te invoco con mis rezos, ahora que me eres arrebatada, tomando el aroma de tus prendas y santiguándome como estampilla. Ahora, que reposas, ya no en mi cama, ni en mi brazo, ni en tus cabellos. Ya no amas, no vuelas y viajas tan lejos de mí, sólo, hasta que tú mismo amor efímero fiera mía venga y me arranqué de esta vida casual y me lleve a ti.
La casualidad, es un tema que surge sin ser esperado, las mejores o peores historias surgen así por “casualidad”, en el Café Filosófico, hablaremos sobre este tema y no es casualidad que contemos con tu asistencia este sábado 12 de marzo, a las 18:00 horas, en el Cairo, Av. División del Norte 540 –C.
Te esperamos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *