Un hombre en busca de armonía encontró…

Por: Zully Zambrano

Mi mente oscila entre la anemia espiritual y la convalecencia social, la enajenación ante los hechos naturales desde el más mínimo y espontáneo, hasta el más estupendo y planeado acto circense de la vida, lo natural, lo nuestro.

Me perdí entre palabras hiladas en oraciones, con tono imperativo que demandan actuar ipso facto la compra, la demanda, la inmediatez. Y estoy lento, casi contracorriente en un torrente de comercial, efusivo, me pierdo con facilidad, trato de esconderme tras las palabras que encontré entre revistas, pero fui descubierto por la burguesía, las letras eran demasiado transparentes, vacías, no eran de papel, pero sí se las llevó el viento y se me escurrieron entre las hebras del cabello, escupiéndome la raíz de las ideas.

No encontraba mi lugar, mi espacio, mi terreno; ni libros, ni poesía, tampoco era la televisión, el radio o las revistas mi señal divina que determinara el sendo de mi trayectoria hacia el precipicio o la gloria. Me encuentro tan fuera de mi mismo y tan lejano de todo, extraído de las enaguas del mundo.

Busqué y juro que busqué la armonía en el caótico cosmos de la superficie terrestre, adopté la figura de un reptil para escarbar en la corteza de los hombres, me sentí gusano, enlodándome de sentimientos y terminé perro, sin hueso ni dueño, sólo, anémico de espíritu.

Y llegó a mí, en esta juventud tan vieja y cansada, oxidada y pasada de temporada en cosecha abrazándose de mi, tomándome de las manos, besó mi cabeza y me abrió la mente, dejó visibles las cicatrices de mi ser para que no olvidara lo vivido, para que no sacara la vuelta a las lecciones aprendidas, volviéndome maestro, me sedujo con poesía, me llamó filósofo y Sophía me hizo el amor cada día con su infinita sabiduría, entonces supe que no pertenecía aquí, pertenezco a todo y a la nada, soy sin ser y estoy donde debo estar.

Este sábado 25 de Junio te esperamosa las 18:00 horas para compartir tus miedos e inquietudes, dialogaremos sobre la amornía y la filosofía como camino a esta en el filocafé, ubicado en el Cairo Café, Av. División del Norte 540-C. NO FALTES!!

Lo bello y sus formas

Lo bello es el comienzo de todo lo terrible que aún podemos soportar.
Edeni Rodríguez Rguez
Crónica de Filocafé
18 de junio 2011
El Cairo café
Los valores universales en los que las personas basan su búsqueda de lo mejor son lo bueno, lo bello y lo verdadero. Nos enfocamos grandemente en saber qué es lo bueno y con especial interés en lo verdadero, sin embargo la búsqueda de lo bello ha sido particularmente polarizada, si pensamos que la ética y la moral se mueve en entre el bien y el mal, generalmente lo bello tiene ya un tinte preconcebido al mal. Para trasladarlo a una relación más cotidiana, la ciencia se enfoca en la búsqueda de lo verdadero, la religión busca lo bueno y el arte busca lo bello.
Sin embargo lo bello no es algo deba analizarse racionalmente, la búsqueda de una Bella vida es una búsqueda sensitiva, lo bello puede percibirse y encontrarse en el ser a través de la experiencia estética percibida en el vínculo con el cuerpo, parte de la realidad pero implica la interacción sensible de la esencia humana.
Que es la esencia humana, podríamos decir que es ese vínculo sensible que se da entre la conciencia, la razón, el espíritu y el cuerpo de un ser; lo bello se dirige y enfoca y busca impactar a la esencia humana. Sin embargo esta esencia no implica solo lo excelso y bueno que existe en los seres humanos, existe también un universo obscuro que impregna al hombre, el arte refleja o recrea en sus creaciones también esta parte del oculta del ser, lo bello de este tipo de expresiones artísticas radica en la estética de su presentación que contrasta con lo grotesco y vulgar que pudiere mostrarse como es el caso de Francisco Goya.
Esta constante contradicción entre lo luminoso y lo oscuro, lo excelso y lo grotesco marca la línea del camino de los opuestos, en todos los valores de búsqueda es algo que definitivamente de debe superar para ir más allá de la conciencia moral, una sobre moral, en los principios orientales superar esta contradicción implica encontrar El Nirvana.

Sobre ética

Sobre ética . . .

Por: Zully Zambrano y David Hernández
Un sábado como cualquier otro, dos jóvenes viajaban en el auto, cuando Mateo vio un anuncio qué hablaba sobre un DIPLOMADO DE ÉTICA, entonces le preguntó a su amigo:

Mateo.- Pedro, ¿por qué crees tú que la gente ya no habla de ética en estos tiempos? Aunque bueno, la gente no habla de nada en realidad…

Pedro.- Para empezar, creo que porque se ha perdido el verdadero significado de la ética o al menos no de la forma filosófica sino con atisbos éticos, como los valores, o tradiciones o buenas costumbres no todos somos filósofos, por ello el desvirtuamiento del tema

Mateo.- ¿Crees que la ética se ha ido perdiendo, se ha degradado o simplemente “adaptado” como todo lo que el hombre ha creado? O la ética se ha ido transformando al grado de la deformación de concepto que en realidad nos hace ver una creación distinta de lo qué “Ética” en su origen quiere decir, y ya no estamos hablando de la ética en sí, sino de una subética u otro tipo de ética

Pedro.- Creo que la idea griega de la ética se ha ido desvirtuando con el paso del tiempo tal vez no una subética como tal sino como una ética en tanto cubierta con un poco de polvo adquirido con los años no como elemento básico griego, sino como adaptación de tal en nuestra sociedad actual

Mateo.- Pero, ¿no te parece que la ética difiere o debe ser distinta respecto a cada cultura? es decir, hablamos de una ética distinta de cultura a cultura, evidentemente que con el paso de la historia, del tiempo, las cosas cambian, pero ¿deben mantenerse en esencia?

Pedro.- Aunque podemos basarnos en un punto aristotélico y buscar la felicidad, esto como fin de la ética y así cumplir con lo que nos es propio a cada uno y así pasar de que está bien tener bienes propios, como una casa, que Aristóteles decía que era de los bienes básicos para pasar luego a la contemplación ya con las necesidades cubiertas y de esta forma llegar a la felicidad, poco a poco, además de no buscar más de lo que se tenga una vez cubiertas nuestras necesidades buscar el punto en el que ya no necesitemos más… esencia… ¿te refieres a volver a lo bello, lo bueno y lo verdadero?

Mateo.-A la esencia de la palabra ética ante todo

Pedro.- Bueno, entonces hablamos de comportamiento humano hablamos de cómo regirnos para con los demás o eso ya sería moral?

Mateo.- Entonces debemos plantear la línea entre moral y ética

Pedro.-Buen punto, empecemos con ello

Mateo.- Por eso mi pregunta sobre ¿qué es ética?

Pedro.- ¿Te parece bien comenzar diciendo que la ética es personal, mientras que la moral refiere al comportamiento social?

Mateo.- Bien, ¿entonces la ética si varia en la cultura? no es una misma ética?

Pedro.- Si lo vemos con esta sencilla delimitación, entonces sí pareciera que la ética cambia a partir de cómo es que crecemos, nos educan y educamos, y como crecemos, de ahí las diferentes concepciones personales acerca de movimientos y decisiones internas

Mateo.- Pero entonces ¿la ética es mutable? Varia y se transforma no podemos tener una misma ética, ni vivir “éticamente” porque no vivimos en una sintonía de la misma

Pedro.- Sí, sí podemos vamos viendo, lo bueno, lo bello y lo verdadero

Mateo.-Pero podemos entenderlo como subjetivo lo bueno, lo bello y lo verdadero relativo

Pedro.-“Actúa de tal manera que tu actuar se convierta en regla universal” empecemos por lo bueno si pienso hacer algo, y creo que es bueno, pero me detengo a pensar si “realmente” es un acto bueno, entonces debo revisarlo en cada aspecto que pueda y verificar que sea bueno en cada uno de ellos

Mateo.-Y lo bueno llama a lo bello…

Pedro.-Claro, por ello la relación entre las tres si algo es bueno, como consecuencia acarreará algo bello

Mateo.-Estos tres son, por lo tanto ¿reúnen la ética?

Pedro.- Sí, si nuestro actuar conllevo esos tres elementos, entonces estaríamos actuando éticamente

Matero.- He Pedro espera, mira

Pedro.- ¿Qué pasa?

Mateo.- Ahí es el filocafé, entremos, mira, ellos son los que traen el diplomado de ética, vamos a entrar, ellos nos pueden orientar, anda vamos

Pedro.- Claro, eso del diplomado de ética suena interesante. ¿Cómo sabes qué es aquí?

Mateo.- Porque se reúnen todos los sábados aquí en el Cairco café, a las 6 de la tarde, anda vamos a entrar estaciónate ya van a comenzar