Sobre misoginia . . .

Diálogo de una cantina.
Único acto
“Amo tanto a las mujeres”

Por: Zully Zambrano.

A mí me gustan mucho las mujeres, me encantan. Lo mejor de esta vida son las mujeres”. Le afirmó con ya varias cervezas en la cabeza el hombre a su amigo.

Cabrón, pero maltratas bien gacho a tu vieja”. Responde el amigo, en tono de misterio, como si fuese un secreto.

No mi hermano, no la maltrato, es que ella a veces me provoca, ¿sabes?, la muy hija de la chingada sale a la calle vestida como puta, nunca se arregla bonita para mi, sale a la calle muy sonrientita y saludadora la pendeja con todos los vecinos, como si esos cabrones le dieran de tragar, la vistieran y la tuvieran viviendo en mi casa, en la casa que yo le construí, no mi hermano, si me he partido el alma amando a esa mujer, desde que éramos novios, si viera que chula era antes, se vestía y se arreglaba tan bonito para mi, nada que ver con lo fodonga que es ahora, la muy zorra muerta de hambre. Muchas mujeres, muchas andaban tras de mí, pero yo le hice el favor, el favor mi hermano, YO LA ELEGÍ, entre todas, esa vieja es pa’ mi me dije, y me hice el propósito de casarme con ella…

Cómo debe ser hermano, como debe ser, salud”. Intervino el amigo para brindar, como si pretexto sobrara o faltara para ello.

Si hermano, a mí me encantan las viejas, mucho que me gustan -continuó el protagonista- si yo tuviera una mujer hermosa, guapa, joven a mi lado, sería el hombre más feliz, capaz hasta dejaba de tomar, ¿como la ve compadre?, si le digo, uno las ama, se casa con ella, les responde cuando las pendejas salen embarazadas… “

Es que ya no se cuidan hermano, no se cuidan, son unas desobligadas”.

No, no se cuidan y uno tiene que ir a salvarlas, como si fuera nomás responsabilidad de uno, ni que uno las anduviera presionando para que aflojaran, si solitas, bien que les gusta, le andan rogando a uno luego, si nomás lo hacen pa’ amarrarnos, si tan cabronas compadre, tan cabronas. Por eso yo a mi vieja mire, cortita que la traigo, nomás se sale del carril y la devuelvo, por que mire, yo desde chiquito, así veía que mi apá así traía a mi amá, nomás se ponía de rezongona y una buena arrastrada y mire, calladita, calladita se quedaba y así mismo con mi vieja, si yo amo mucho a mi vieja, todo lo que hago es porque la quiero cuidar de no andar metiéndose en problemas, si mire, aquí entre nos, la deje bien quietecita, quietecita, se me puso al brinco la cabrona, quesque no le di pa’ comer a los niños, ¿usted cree?, si están todos gordos igual que ella, la que cocina es ella no yo”.

“¿Y qué le dio hermano, para que no estuviera dándole lata?”

“Ps nomás un estatequieto compadre pa’ que no estuviera chingado”.

Con fuerza irrumpe en la cantina un hombre con expresión de susto, busca desesperadamente un rostro y cuando lo encuentra corre hacia él:

Juan, Juan… que bueno que te encuentro Juan …”
“Quiubo Pepe, que milagro que le caes, siéntate a pistiar un rato”.
No, no, Juan, es tu mujer . . .”
“¿Ahora que quiere la pinche vieja?, ¿tú que tienes que andar viendo con ella he cabrón?, si yo la deje bien tranquilita”.
Está muerta Juan, está muerta, llegó Juanito bien asustado a mi casa, porque su mamá estaba tirada en el piso y no reacciona, y cuando llegamos a tu casa ya estaba bien muerta Juan, ¿ps que le pasó, que hiciste Juan?”
No Pepe, no la chingues, mi vieja no Pepe, mi viejita de mi corazón no, ¿cómo muerta?, ¿Qué voy a ser ahora sin ella?, no, no, mi mujer no, yo que tanto la amo, tanto que me quería, no, mi mujer no”
Tranquilo hermano, tranquilo, échese otra birria pa’l susto”. Le aconseja el amigo.
“Chingada vieja, me tenía que arruinar la noche, la muy pendeja

Este sábado 23 de Julio el tema “Misoginia” llega al filocafé en punto de las 18:00 horas. Si bien desconosemos muchos sobre la violencia y el maltrato, así como los antecedentes de este. Es una buena oportunidad para dialogar sobre el tema y sus consecuencias. Te esperamos en el Cairo Café, Av. División del Norte 540-C.

NO FALTES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *