FILOCAFÉ 12 DE MAYO DE 2012

¿ACTOS VOLUNTARIOS O INVOLUNTARIOS?

Cuántas veces no hemos cuestionado a alguien por su comportamiento reprobable y nos contesta: “Fue sin querer”, “fue involuntariamente”.
El tema sobre los actos voluntarios e involuntarios es quizá uno de los temas más apasionantes e importantes en la historia de la filosofía, del pensamiento ético y, lo más importante, de la vida cotidiana.
¿Cuándo y cómo podemos responsabilizar a los otros por sus actos? ¿En que medida soy responsable de los míos?
Estas preguntas las discutiremos este sábado, así que ven, disfruta de una amena charla y un café.

Sábado 12 de mayo de 2012 18:00 hrs.
Cairo Café, División del Norte 504-c, Col. San Felipe 

También puedes seguirnos en Facebook: FILOCAFÉ grupo 

BOLETÍN SEMANAL: CIFyJ AC

BOLETÍN SEMANAL: 
CIFyJ A.C.

Reciban todas y todos un saludo afectuoso de todo el equipo que conformamos el Círculo de Investigaciones Filosóficas y Jurídicas A.C. Como parte de nuestras actividades les dejamos aquí una bitácora de las actividades que tendremos en la semana del 12 al 18 de Marzo de 2012. Para mayores informes lo pueden hacer en nuestro blog, nuestras redes sociales o al correo cif.chihuahua@gmail.com

LUNES 12 DE MARZO DE 2012

TEORÍA DE LAS RELACIONES (taller-filosófico)
ESCUELA LIBRE DE ARTES Y FILOSOFÍA
CIFyJ Quintas Carolinas
(Calle Encino 12302, Colonia Quintas Carolinas)
19:00 – 21:00 hrs.
Para todo Público. Cuota: $100°°


 MARTES 13 DE MARZO DE 2012

SEMINARIO DE FILOSOFÍA POLÍTICA
¿QUÉ ES LA POLÍTICA?
H. Congreso del Estado de Chihuahua
Sala Benito Juárez, Calle Libertad #9, Colonia Centro.
08:30 – 09:30 hrs.
Para todo público
Entrada Gratuita.

SEMINARIO DE FILOSOFÍA POLÍTICA
LA DECADENCIA DE LA NACIÓN ESTADO
Tribunal Estatal Electoral
Calle 33 #1510, Colonia Santo Niño.
18:00 – 19:30 hrs.
Para todo público
Entrada Gratuita.


MIÉRCOLES 14 DE MARZO DE 2012

LA HORA DEL DESIERTO / DR. ARTURO RICO BOVIO
PRESENTACIÓN DE LIBRO
Centro Cultural Universitario, Quinta Gameros
19:00 – 21:00 hrs.
Para todo Público
Entrada Gratuita

VIERNES 16 DE MARZO DE 2012

SEMINARIO DE ESTUDIOS ÉTICOS
OPINIONES Y ELECCIONES EN ARISTÓTELES
Sala Benito Juárez, H. Congreso del Estado de Chihuahua
Calle Libertad #9, Colonia Centro.
08:30 – 09:30 hrs.

CÁTEDRA DE FILOSOFÍA DEL DERECHO “JOSÉ FUENTES MARES”
FIRMA DEL CONVENIO
Mezanine, H. Congreso del Estado de Chihuahua
Calle Libertad #9, Colonia Centro
10:30 – 11:00 hrs.

SÁBADO 17 DE MARZO DE 2012



FILOCAFÉ
LA RELIGIÓN: ¿OPIO DE LOS PUEBLOS?
El Cairo Café.
División del Norte 504-C, Colonia SanFelipe
Para todo público
Costo: Consumir un café



DOMINGO 18 DE MARZO DE 2012

CAFETEANDO FILOSOFÍA
NUEVO CASAS GRANDES.
Para todo Público

LA EXISTENCIA AUTÉNTICA

En el FiloCafé del día de ayer, sábado 6 de Agosto, quedó pendiente y como una duda latente en el pensamiento y corazón de la mesa, fue el cuestionarnos acerca de la existencia auténtica, de la forma auténtica de ser personas. Esto como un fundamento de la moral.

Para ello les dejamos a sus disposición los siguientes vídeos acerca del tema. Corresponden al programa argentino Filosofía Aquí y Ahora del filósofo, escritor y guionista de cine José Pablo Feinmann.

Es el segundo capítulo de la Segunda Temporada, titulado “El Dasein y sus posibles”. Aquí Dasein significa las personas, hombres y mujeres, que existen, que están-en-el-mundo, que están-ahí, que son ahí.

Espero les gusten. Si desean saber más sobre el programa entren a su página: http://www.filosofiaaquiyahora.com.ar/ Aquí pueden encontrar y descargar los capítulos.

1. ¿Cuál es la posibilidad de todas mis posibilidades? y ¿En qué consiste la existencia inauténtica?

2.¿Cuál es el fundamento de la existencia auténtica?

3.¿Cuáles son los elementos propios de la inautenticidad?

Neurosis

Crónica de Filocafé
16 julio 2011
Edeni Rodríguez

Cuan absurdos son los celos y el coraje… te llevan a trabajar arduamente por que suceda la misma razón por la que surgen, aquello que te molesta y temes que llegue a suceder.
La neurosis es un proceso de alteración de la psique que se encuentra presente en todas las personas, en mayor o menor escala, se genera la neurosis a raíz de factores o hechos externos que impactan la vida del individuo, está es también parte de la explicación que les da el famoso psicoanalista Sigmund Freud, la neurosis tiene su origen en el trauma. Podemos concebir la neurosis como una ruptura o desconexión con la realidad para los griegos era un proceso de locura caracterizado por el exceso de imaginación y creatividad; lo que no significaba necesariamente un elemento negativo. Para el filósofo Hume mas que un reacción a un trauma la neurosis representa la oscilación en que constantemente se encuentra el hombre entre el bien y el mal, entre lo que le llama a lo bueno y a lo malo.
Medicamente, la neurosis es un trastorno psicológico que está fuera de un cambio orgánico, es decir, no es generado por alguna causa biológica o bien de cambio o alteración en la constitución de la mente y el cerebro. La neurosis representa un desorden emocional de lucha entre el dejarme llevar por un instinto o reprimir el mismo, estos instintos derivan del sentido primigenio de defensa, supervivencia y la búsqueda por mantener la especie.
Dicho de otra forma y sintetizando las posturas de los tres genios de la sospecha, Freud, Nietzche y Marx la Neurosis es consecuencia de la represión de las fuerzas vitales que se presenta ante hechos impactantes de la vida en que el instinto marca una forma de defensa por supervivencia y el juicio de la razón cuestiona el seguir esta tendencia o generar un nuevo modelo, en este proceso de decisión se presenta la neurosis como un choque de fuerzas vitales… “un deseo que se desea” o bien un “un deseo que no se desea”.

Estética

Crónica de café filosófico

09 de abril del 2011

Edeni Rodríguez Rodríguez

El arte, es la filosofía que alcanza a las masas

¿Qué es lo bello y por qué lo es?, ¿solo el arte observa la estética? ¿Qué pasa con la estética en el ámbito de la política? Estas son algunas preguntas que se presentaron al disfrutar de un café filosófico.

Pensar en el término estética remite casi inmediatamente a las concepciones artísticas, sin embargo, resulta ser algo mas amplio. La estética es la ciencia que estudia la conformación, la organización y estructura, como diría Kant. El término estética deriva del griego aystesis que significa percepción, con este sentido estética implica percibir los componentes de un todo o un hecho; el realizar una apreciación estética requiere entonces, la búsqueda del equilibrio, del buen juicio para encontrar lo bello, lo bueno y lo verdadero en aglo; incluso, de forma coloquial se usa la expresión “en su sano juicio”, nadie en su sano juicio haría esto o aquello.

Con esta amplia y demandante concepción de la estética, esta es aplicable a casi todos los campos del ejercicio humano y no exclusivamente al arte, aunque sea en este donde más abiertamente se le busca. Hablando de apreciación artística, la estética implica en principio, el conocimiento de uno mismo, antes aún que el de la obra y su autor; esto implica entender que nos produce placer o nos es grato mas allá de la mera cuestión sensitiva, es decir, la catarsis, una vinculación a plenitud con la obra. La estética es el puente de comprensión espectador – obra que conduce a la sublimación del primero, que trasciende a la apreciación sensorial de la segunda. Cuando se aprecia una obra artística el primer contacto con ella se da a través de los sentidos, es decir, impacta al cuerpo, pero atender al cuerpo por el placer del cuerpo mismo conduce a la conformación del vicio; al percibir con el cuerpo y concebir el entorno, entenderse a si mismo en relación o confrontación con la obra, dimensionar su proporción y apreciar el equilibrio e integración, se logra trascender el cuerpo e llegar al espíritu humano.

Es esta la razón fundamental de por que la estética es un punto clave para el arte. Retomando el punto inicial la estética trascendental, debe usarse para apreciar la vida en su contexto más amplio, y la realidad en sus aspectos específicos, buscando la conformación de sus hechos. Para Hannah Arentd encontrarla implica desarrollar un buen juicio, es deir, el conocimiento de la postura propia frente a un hecho, pero también cierta asimilación del resto de las posturas existentes (esto representa la proporción) para poder así proponer un consenso (equilibrio) que atienda a estas diversas posturas, eximiéndose para su creación de la presión de estructuras prefabricadas (como juicios impuestos por la tradición, el contexto o los usos y costumbres); a decir en una frase de esta autora, “El buen juicio implica el consenso de la percepción pero sin barandillas”, es subir la escalera de forma más lenta, pero con una mayor firmeza.

La estética de la vida es el puente entre experiencia y vivencia. La experimención lleva a captar sensorialmente cierto impacto de un hecho y reaccionar ante él, lo cual nos da cierto conocimiento del mismo. Sin embargo, la vivencia de un hecho implica degustarlo y trascender la apreciación sensorial al campo de la sabiduría, conlleva necesariamente asimilar su esencia y verse inmerso en su aura. La estética de la vida significa, no solo vivir rico, sino vivir delicioso.

LA ESPIRITUALIDAD

Por Zully Zambrano

El Monje y el Rayo

En el horizonte se revelan cosas; no es que sea más clara la luz a esa hora, pero el último rayo no se queda contento, sabe que al extinguirse, sólo le quedará fundirse con sus palabras.

Y en el horizonte, el monje que medita, asume, acepta su vida espiritual, volviéndose ermitaño, conviviendo con el cosmos, con lo animado.

Cuando la hora del horizonte toca la plaza del templo principal; un monje se encuentra meditando, impregnándose del cosmos, sintiendo la natura. Él no se percata qué ese último hilo dorado, con imagen de fémina, ha estado mirándolo toda la mañana, mientras alimentaba a las aves, mientas dormía, mientras caminaba. Más, antes de partir, el rayo decide robarle un beso al monje, este se desconcierta, abre sus ojos y mira despedirse al último rayo de luz, se enamora al instante, rompe su postura y corre para alcanzarlo. El rayo comprendiendo qué su amado corre para alcanzarla, y se resiste a la extinción, pero el astro rey siente celos de su hebra dorada y la toma entre si, hundiéndola en la noche.

El monje embriagado de nostalgia, abandona el templo en busca del rayo dorado. De ermitaño a peregrino; deambula por el mundo, anhelando el horizonte, esperando el fin la mañana.

Pero el astro magnánimo, viendo la devoción del monje, impregna los días con sus celos, secando los sembradíos, volviendo áridas las huellas del peregrino. Se encargó de volver inhabitable cada lugar que el enamorado de las hebras pisaba, en busca de su rayo dorado.

Tan deshumanizada vida entre mortales vivió el monje, que decidió volver al templo, resignado y triste. El monje que había sido su maestro, lo recibió con las vestiduras rasgas por los vicios y pruebas del mundo. Confortado por el recibimiento, tardo 10 años en retomar su vida espiritual.

Un día, cuando la hora del horizonte tocó la plaza del templo principal; el monje que meditaba, sintió nuevamente el rayo, al abrir los ojos pudo divisarlo frente a él, sentada en la misma posición de su amado. Ambos se abrazaron y se fundieron en un beso, evaporándose en el aire, juntos, recorrieron el templo y el horizonte infinito, unidos en el cosmos.

El tema de la espiritualidad, representa mucho más que esto, si deseas explorar te esperamos en el Café Filosófico, este sábado 29 de enero, a las 18:00 horas, en el Cairo, Av. División del Norte 540 –C

Sexualidad

Por: Laura Martínez Domínguez

La mujer piensa que su cuerpo debería de tener salida de emergencia, es totalmente injusto tener que permanecer dentro de aquel que no reconoce. Es interrumpida por el gato, el cual salta al diván con Martha Lamas enredada en una oreja y las patitas mas húmedas que de costumbre.

La mujer se pregunta el porqué de la aparición de Martha Lamas, y esta habla algo sobre sexualidad, sobre cuerpos culturizados, la mujer la calla un segundo; el libro rosado ha aparecido pero la palabra guarda silencio dentro de él. Busca el libro de pastas duramente azules y este simplemente le contesta que hay cosas que carecen de completa relevancia jurídica.

El gato juega con Martha Lamas, en tanto que el reloj trata de no contradecir a la exactitud marcando un segundo pronunciadamente puntual y la araña observa como la nueva palabra aparecida en el diván desconcierta a la mujer hasta límites inimaginables.

La mujer mientras tanto retoma a Martha Lamas liberándola del juego impío del gato y esta le dice que el cuerpo simbólico es social, cultural e históricamente específico, comparte un lenguaje y asume los habitus y los discursos comunes: medico, educativo, jurídico. El gato pide su ración de filosofía y la mujer le advierte que en esta ocasión tendrá que esperar… vuelve al cuerpo al que se define por el dedo que te recorre… Martha Lamas ajena a sus divagaciones, continua y dice que el cuerpo imaginario de un sujeto se construye tomando la diferencia anatómica como punto de partida.

De pronto y teniendo un momento disparatadamente absurdo y abstracto aparece y llega el psicoanálisis explorando la forma como cada sujeto elabora en su inconsciente la diferencia sexual y como a partir de esa operación se posiciona su deseo sexual y su asunción de la feminidad y masculinidad. La mujer le ofrece al gato un poco de teoría psicoanalítica quien ofrece el recuento más complejo y detallado de la constitución de la subjetividad y la sexualidad, así como del proceso mediante el cual el sujeto resiste o se somete al código cultural. El gato mira su tazón con un mohín y empieza a sentir como la miseria se apodera de él.

El momento abstractamente absurdo continua, dado que el psicoanálisis piensa al sujeto como ser sexuado y hablante, que se constituye a partir de cómo imagina la diferencia sexual, y sus consecuencias se expresan también en la forma en que se aceptan o rechazan los atributos y prescripciones del genero.

El reloj termina con los momentos abstractos marcando una hora más, en la cual aparece Freud diciendo que el ser humano es básicamente un ser sexual, y que su libido tiene una calidad indiferenciada.

La mujer despide a Martha Lamas, el gato deja intacto su tazón y el reloj marca aquella hora que se suspende en un minuto más.

Este sábado 22 de enero tienen una cita de tarde de FiloCafé, en punto de las 6:00 pm en el cairo café, ubicado en División del Norte # 504-c.

Sentido de posesión y pertenencia.

Por: Laura Martínez Domínguez

La mujer escucha la misma melodía una y otra vez y hasta la demencia. Está en el diván anaranjado leyendo aquellas partículas elementales que fueron el inicio.

El gato encontró una palabra pegada en la banqueta, la encontró porque no le permitía entrar a la cocina y pedir su dosis diaria de filosofía. Lo cierto es que al encontrarla el gato se llevaría más de una sorpresa.

La mujer observa la palabra que el gato encontró y corre a buscarla en el libro rosado… el libro rosado ha desaparecido… la mujer trata de buscarlo pero en ese momento aparece Foignet y le dice que la posesión es el poder físico que se ejerce en una cosa, con intención de portarse como verdadero propietario de ella.

La araña piensa si podrá hacer eso con el reloj, no estaría nada mal para una araña ser la poseedora de un reloj… el reloj marca el minuto más exacto que ha marcado en semanas y la hace caer hasta el ocho infinito a manera de protesta. La araña lo ignora, algo de sentido de pertenencia a ese reloj la invade súbitamente.

Planiol toma al gato en sus brazos y le dice que es el estado de hecho que consiste en retener una cosa en forma exclusiva, llevando a cabo sobre ella los mismos actos materiales de uso y de goce que si fuera el propietario de la misma… el gato se enfada, nunca un autor lo había tomado en los brazos… la mujer le avisa que no provienen del libro rosado, sino de uno cuyas pastas se tornan duramente azules… al gato no termina de convencerle la idea.

El reloj marca otro minuto exacto, mientras la araña se maravilla del hecho… la mujer pretende volver a las partículas elementales pero encuentra a Baudry-Lacantinerie sentado en su diván invitándola a escuchar que la posesión es un conjunto de actos por los cuales se manifiesta exteriormente el ejercicio de un derecho real… la araña se ríe ante tal concepto y se pregunta si existirán derechos irreales… nadie responde.

Bonnecase se instala junto a ellos y la mujer no puede evitar observar la ironía de no encontrar jamás su biografía y ahora tenerlo aquí, en su diván… Bonnecase no sigue sus divagaciones y simplemente dice que la posesión es el hecho jurídico consistente en un señorío ejercitado sobre una cosa mueble o inmueble que se traduce por actos materiales de uso, de goce o de transformación, llevados a efecto con la intención de comportarse como propietarios de ella o como titular de cualquier otro derecho real… la araña repara de nuevo en la palabra, casi llega a concluir que es fijación de estos tipos un tanto cuadrados.

Las partículas elementales han quedado suspendidas, dado que se les une Saleilles y la mujer los invita a pasar a la mesa de la cocina, a lo cual todos sugieren una taza de café y con gusto Saleilles les dice que es la realización consciente y voluntaria de la apropiación económica de las cosas.
De pronto, y por la puerta de la cocina, entra cargando sus cuatro tomos de derecho civil, Rojina Villegas, diciendo además que la posesión es el poder físico que se ejerce en forma directa y exclusiva sobre una cosa para su aprovechamiento total o parcial, o para su custodia, como consecuencia del goce efectivo de un derecho real o personal, o de una situación contraria a derecho… la araña piensa que ya es el colmo, este tiene el descaro de hacer clasificaciones entre reales y personales, sin embargo, nadie le habla de derechos irreales, esta por suponer que no existen… con todo y la ironía.

El reloj ignora a la araña, marca un minuto más y el gato entra a la cocina esperando que su tazón sea llenado de filosofía, pero la mujer toma una caja que se llama El fundamento del derecho de posesión, cuyos ingredientes son axiomas que para saber exactamente de donde provienen dependerá de la filosofía, la cultura, la idiosincrasia y la etapa de civilización de una sociedad… el gato trata de descubrir si es comestible o no, descubre que sí, pero un sabor ligeramente Ulpiniano le queda en el paladar.

La mujer trata de despedir a todos pero llega Savigny y partiendo de la nomenclatura y la clasificación posesoria de los romanos atribuye a la posesión dos elementos: el corpus y el animus. La mujer lo observa y decide ejercer su derecho posesorio sobre el inmueble y el menaje del mismo, por lo que sin más despide a todos y cada uno de ellos.

El libro rosado sigue sin aparecer. La mujer regresa al diván mientras el gato reconoce que el contenido de la nueva caja es sumamente delicioso. La araña por lo pronto olvidó los derechos reales y el reloj se ha suspendido

Este sábado 08 de enero, en punto de las 6:00 pm, están todos invitados a pasar una agradable tarde de FilCcafé en el Cairo Café, ubicado en División del Norte #504-c.

Los esperamos


Por: Laura MArtínez Domínguez

El gato atosiga a un filósofo, con la misma pasión con la que la araña busca la salida. La mujer se descubre pensando en pasiones, en placeres, en vicios.

El reloj marca un minuto desentendido de la realidad y Aristóteles irrumpe en la habitación del diván afirmando que la pasión es una afección, esto es, el estado en que algo está afectado por una acción… la mujer regresa a la palabra pasión y se pregunta cuantos momentos de pasión se ha permitido en la vida… Descartes le dice que existen seis pasiones fundamentales o primitivas: la admiración, el amor, el odio, el deseo o apetito, la alegría y la tristeza, la mujer observa como Descartes toma asiento y pide amablemente una taza de té; Spinoza llega y también pide una ya que él resume las pasiones en tres: el deseo, la alegría y la tristeza.

La araña ha seguido la conversación con ahínco y se dice que ella es una eterna apasionada dada que transita del deseo de salir de un reloj a la tristeza de no lograr hacerlo.

El gato aparece y sin más salta al diván, afirmando que el cuarteto de ardillas sordas han acampado con pasión y locura en el jardín, que además dos palomas han decidido anidar su pasión en el árbol de naranjo sembrado desde tiempos ancestrales… la mujer se pregunta si no será hambre lo que causa las alucinaciones del gato y se detiene un momento para preguntarse porque si alguien le habla de pasión lo relaciona con placer.

No tiene tiempo de pensarlo, Hume llega diciendo apasionadamente que es una falacia contraponer la pasión y la razón y suponer que la misión de la última es controlar a la primera… la araña y el reloj lo miran con extrañeza pensando que Hume se ha equivocado de argumento porque realmente en esta habitación nadie ha hablado de tal contraposición.

El gato abandona el diván porque ha oído que una porción de neoplatónicos en cubitos está siendo servida en su tazón, y mientras tanto suena la hora incierta de la tarde que amenaza con convertirse en noche.

Hegel llega, y se sienta con Descartes y Spinoza y les dice que la pasión se subordina a la razón, la cual usa las pasiones para la realización de los fines esenciales del espíritu; por tanto la pasión es el lado subjetivo y por lo tanto, formal de la energía de la voluntad y de la actividad… Hume se une a la hora del té reclamándole a Hegel haber aparecido demasiado tarde.

La mujer tiene salir corriendo, el personaje salido de sus sueños la acompañará a su próxima cita, burlándose porque al parecer el subconsciente tiene un repetido acto fallido de confundir placer con pasión… todos se quedan en casa.

Este Sábado 18 de Diciembre el tema para darle rienda suelta al filosofar es la Pasión por lo que los esperamos en punto de las 6:00 pm en el Cairo Café ubicado en División del Norte # 504-c.

No falten.

El Destino

Por: Laura Martínez Domínguez.

Mientras le rascaban el estómago, el gato decidió que en definitiva estaba destinado a ello. La mujer mientras tanto, escucha el término latino fatum y un ser alado aparece en su ventana, el mismo que hace algún tiempo irrumpía en sus sueños con frenesí, pero que ahora por una causa desconocida ha desaparecido dejando solo un halo de recuerdo.

A la araña el destino no le interesa, la razón es su falta de resignación a vivir atrapada en un reloj, el cual, sabe que su destino es marcar horas, minutos, segundos, aunque en ocasiones marca siglos, escapando así del terrible deber que se convierte en rutina; los estoicos aparecen y le dicen que la libertad es el modo como cada uno actúa respecto al destino, el reloj se suspende, una melodía se oye a lo lejos y la mujer recuerda los repentinos encuentros con el pasado.

Spengler entra por la puerta de la cocina discutiendo con Sheler, el primero afirma que el destino es un símbolo que se refiere al universo-historia cuya comprensión es intuitiva, en tanto el segundo le dice gravemente mientras abre la puerta del refrigerador, que lo peculiar del destino lo constituye que al contemplar el panorama de una vida entera o de una larga serie de acontecimientos, sentimos la vida como absolutamente contingente en cada caso particular, pero cuya conexión, por muy imperceptible que haya sido el acontecimiento de cada uno de sus miembros, refleja precisamente eso que creemos que constituye el núcleo de la persona en cuestión.

La mujer los encuentra sentados en la mesa de la cocina, discutiendo y degustando de las sobras del estofado de la semana anterior; y hay algo en sus palabras que la hacen detenerse y pensar por un segundo, que quizá el destino si tiene algo que ver en nuestras vidas, que quizá existen conexiones meramente cósmicas que nos hacen relacionarnos con personas, cosas, sucesos, horas y días cruciales para que la vida pueda seguir existiendo.

Entra el gato a la cocina y espera que le sirvan un poco de determinismo en su tazón, lo cierto es que las reservas de felicidad aristotélica están por desaparecer y es mejor estar preparados para tiempos peores. El reloj marca un minuto destinado a morir para que el siguiente pueda existir, la araña se ha atrincherado en el número 8, el del infinito, y no piensa salir de él hasta que dejen de hablar del destino, de la fatalidad y del hecho de que al parecer ella estaba destinada a vivir en ese reloj, porque su contingente vida la conectó con el camino equivocado y entró en un reloj y ahora no hay manera de salir de él.
La mujer debe marcharse, su destino tuvo un giro inesperado y ahora que padece de la ausencia de Odiseo, debe jugar con el azar, hasta que por accidente vuelva todo a la normalidad.

Este Sábado 4 de Diciembre el FiloCafé está de aniversario, por lo que destinadamente están todos invitados a festejar y filosofar en punto de las 6:00 pm en el Cairo Café ubicado en División del Norte # 504-c.

Los Esperamos.