Gracias por fumar.

La filosofía se encuentra comprometida a interactuar y dar su visión de los problemas y debates de la sociedad actual, misión que han olvidado muchos pensadores quedándose estancados en cuestionamientos que son poco relevantes para las demás personas y de falta de aplicación para su vida cotidiana, es por ello que en muchas ocasiones se nos etiqueta de tener un conocimiento “inútil” e “intrascendente”, pero no es por que los filósofos deban ser así, sino por haber olvidado esa obligación. Siendo fieles a este deber, nos disponemos a analizar y abrir una platica sobre el debate que se ha venido suscitando en nuestro país los últimos meses por la ley antitabaco, a este filocafé se la ha dado por nombre “Gracias por fumar”.

El día de hoy, 3 de Abril de 2008, ha entrado en vigor la ley que prohibirá fumar en lugares públicos, sobre todo si son cerrados, deberán de crear un área para fumadores, entre otras modificaciones. A quienes no cumplan serán multados, después de algunos avisos, incluso aquellos que regalen o vendan un cigarrillo dichos sitios.

Dentro de esta problemática se ha argumentado por parte de ambas perspectivas sobre los distintos dilemas que les crea la regla, para nosotros vale la pena hacernos las siguientes preguntas: ¿Restringir el derecho de fumar de una persona es violar su libertad?, ¿Dónde comienza el derecho de estar libre de humo de tabaco para los no fumadores?, ¿La creación de zonas especiales para aquellos con este vicio no se convierte en una especie de discriminación?, ¿Ésta ley viola los derechos humanos de los fumadores?, etc.

Obviamente, todas las anteriores giran sobre ejes de los cuales ya se ha disputado bastante en filosofía: valores, libertad, derechos, obligaciones, dignidad, etc.

Les recuerdo que la cita es el sabado 5 de abril en la cafetería “el Cairo” (Cortés de Monroy #2309, esquina con División del Norte; a dos cuadras de la glorieta Pancho Villa) a las 19:00 horas, 7:00 p.m., acompáñenos y dénos su opinión sobre este tema, además de darse la oportunidad de conocer y probar los diferentes delicias que ofrece el lugar.